Aug Hbar.

19 06 2011

El Steyr AUG es un fusil de asalto, introducido en 1977 por la compañía austriaca Steyr Mannlicher, reemplazando al StG 58 de 7,62 mm. AUG significa Armee Universal Gewehr, que podría ser traducido como “fusil universal del ejército”. Se utiliza a menudo para referirse a una versión específica, especialmente a la versión de fusil de asalto Bullpupde la OTAN, que utiliza la munición 5,56 x 45 mm OTAN, con un marco verde distintivo y una mira táctica integrada. Tiene una variedad de modelos para cada tipo de misión, ha sido adoptado por numerosas fuerzas y organizaciones armadas, y es el rifle estándar en servicio deAustria, Australia, Nueva Zelandia, Luxemburgo, Irlanda, M

alasia yUruguay (éste último país se encuentra incorporándolos a julio de 2008). También Argentina posee cierto numero de éstos, al llegar un cargamento junto con los tanques SK-105.

Desarrollo

El diseño y concepción del fusil de asalto AUG empezó a principios de la década del setenta. Para esa fecha se comenzaron a fabricar diversos prototipos, ya muy innovadores, que combinaban el uso casi total de materiales plásticos, con la configuración llamada bullpup, es decir, con el cargador situado detrás del gatillo, inserto en la culata del arma. Esta es una de las grandes ventajas del AUG, característica en la que fue pionero. Moviendo el cargador justo detrás del gatillo, se le permite al arma disfrutar de un cañón más largo, sin aumentar el tamaño general del diseño. Una perfecta comparación sería el M-16A2: esta arma tradicional tiene un cañón igual de largo que el AUG (510 mm), pero mide casi un metro de largo, mucho más que el AUG promedio. Pero donde hay ventajas, también hay desventajas. El AUG es más pesado en la parte trasera, que está atestada de mecanismos en un espacio pequeño. Esto a veces perjudica la puntería, sobre todo en tropas poco entrenadas. Sin embargo, esta falta de equilibrio no es tan mala como se podría pensar. Empuñar y disparar un AUG con una sola mano es mucho más sencillo que con otros fusiles de asalto.

El primer modelo fue denominado UIW (Universal Infanterie Waffe, Arma Universal de Infantería), y requirió el gran esfuerzo de dos compañías muy importantes: la Steyr para el fusil en sí, y la Swarovski Optik para el sistema de puntería. Estos iniciales trabajos de desarrollo estaban coordinados por el coronel austriaco Walter Stoll. El AUG estaba enmarcado dentro de un programa, dirigido también por éste militar, que buscaba renovar totalmente el armamento portátil del ejército de su país. Sin duda fue una ventaja que el Departamento de Tecnología Militar del Ejército Austriaco estuviera involucrado en todo el asunto. Así se aseguraba que el producto final realmente estuviera cerca de lo que se necesitaba. Una de las cosas que se buscaba era lograr un arma de tamaño reducido. Se desecharon rápidamente las opciones que incluían culatas plegables o extensibles. Se requería una configuración que hiciera que el arma siempre fuera compacta, estuviera o no lista para disparar. Fue así que se llegó a la decisión de integrar los componentes en un diseño bullpup, en donde los sistemas de disparo se introducían en la culata.

Rápidamente el AUG fue adquiriendo una configuración muy extraña para los estándares de la época, apartándose de todo lo conocido. Pero tal vez el concepto más innovador fue el de buscar no solamente un fusil, sino toda una familia de armas. Ya habían existido intentos de lograr esto durante el Siglo XX, pero nunca con firme convicción o resultados exitosos. Existían fusiles con versiones carabina, o pistolas-carabina o similares. Pero en ese momento se pensó en un nuevo concepto: la modularidad. Esto es, diseñar un sistema de armas completo, cuya mayor cantidad de componentes sea intercambiable entre sí, y que pueda ser reemplazado sin mayor problemas y sin el uso de herramientas especiales. Los módulos permitían convertir en cualquier cosa al futuro AUG.

Finalmente, luego de varios años de duro trabajo de diseño y testeo, el AUG pasó todas las pruebas en Austria. Fue declarado en 1977 como fusil reglamentario para el Ejército Austriaco, bajo el nombre StG 77 (Stu
rm-Gewehr 77, Arma de Asalto 77, por su año de entrada en servicio). La producción en masa comenzó al año siguiente, y así nació uno de los mejores fusiles de asalto de todos los tiempos.

Innovaciones

Modularidad

El AUG como fusil de asalto es solamente la opción intermedia de la familia de armas que lleva su nombre. Cambiando algunas piezas, el usuario puede convertir su arma en un subfusil, en un fusil de francotirador, o en una ametralladora ligera. Los kits de conversión, además de sencillos, son económicos y se instalan sin complicaciones y sin la necesidad de herramientas. Para versiones especiales del fusil, existen cañones rápidamente intercambiables. De acuerdo a esto, el AUG puede ser una carabina corta (con un cañón de 350 mm), carabina (cañón de 407 mm), fusil de asalto (508 mm), o ametralladora ligera de apoyo (usando un cañón pesado de 621 mm, que además incluye un bípode). Ya que todas estas versiones utilizan el mismo cartucho, solamente se necesita cambiar el cañón y el cierre.

No sucede lo mismo con la versión de subfusil, que utiliza la munición 9 x 19 mm Parabellum. Este modelo requiere el cambio del cañón, el conjunto de cierre y la adaptación de un cargador especial con un sistema dedicado, ya que estos proyectiles son, además de gruesos, más cortos. Esto se puede hacer en poco más de un minuto, incluso por manos inexpertas. Estas características hacían muy atractiva el arma para cualquier soldado, que portando pocos elementos, podía reconfigurar su arma según lo necesitara.

El AUG se encontraba muy bien cubierto contra eventuales fallos. Simplemente sacando el módulo dañado, se lo puede reemplazar completamente en pocos segundos. Desarmar el AUG para su limpieza es un proceso rápido y simple, facilitado por la utilización del cromado en el ánima del cañón. Pero también era muy interesante para cualquier fuerza policial o de defensa del mundo. Al compartir todas estas versiones la mayoría de sus componentes, se reducía drásticamente la necesidad logística de comprar, poseer y transportar dichos repuestos: uno sirve para todos. Se mejoraban así las posibilidades de una venta al extranjero. Por si fuera poco, el diseño modular permitía que se adaptara el AUG a casi cualquier tipo de necesidad que el cliente pudiera necesitar.

Materiales de construcción

La compañía Steyr fue una de las pioneras en el desarrollo de armas que hacían un uso muy extensivo de materiales sintéticos. Las únicas piezas metálicas son el cañón y algunos componentes del sistema de disparo. Todo lo demás está hecho de material sintético. Ha habido siempre muchas “anécdotas” sobre fusiles AUG que se derriten, pero todas han demostrado ser simplemente leyendas urbanas. Debido al carácter revolucionario del arma, no es raro que al principio los usuarios interesados tuvieran sus dudas. Pero con el tiempo y el uso, estas reticencias se apagaron, siendo reemplazadas por la confianza que da la experiencia. Sin embargo, muchas veces se sigue hablando sobre el tema. Pero es realmente poco inteligente pensar que un fusil usado por tanto tiempo por tantas fuerzas armadas del mundo pueda ser de tan mala calidad.

Configuración general

 

Básicamente, el AUG está formado por 6 componentes principales, de gran sencillez: cañón, cajón de mecanismos, cierre, culata, módulo de disparo y cargador.

Cañón

Éste es fabricado en acero de alta resistencia, forjado en frío. Posee 6 estrías con paso dextrógiro y tiene cromada el ánima, lo cual aumenta enormemente su vida útil, que se estima en 15.000 disparos. Según fuentes de la compañía fabricante, el Ejército Austriaco ha solicitado, entre la entrada en servicio del AUG (1977) y mediados de los ochenta, menos de 200 cañones sustitutos, lo que habla muy bien de este componente.

Hay cuatro tipos de cañones para configurar al AUG en diversas opciones. Cada versión tiene una bocacha distinta, de acuerdo a la función específica. La versión de fusil tiene una bocacha apagallamas y un acoplamiento para lanzar granadas de fusil. Debajo de todos los cañones hay una empuñadura plegable, aunque en la versión del subfusil esta es fija. También se encuentra allí una válvula que controla la toma de gases, pudiendo regularse de acuerdo a la necesidad del usuario. Puede agregarse, opcionalmente, un engarce para la bayoneta y un lanzagranadas monotiro de 40 mm. El cañón tiene también algunas particularidades únicas. El Ejército Austriaco insistió desde el comienzo que el AUG tuviera un cañón con un paso de estría que diera una vuelta al proyectil cada 228 mm (8,9 pulgadas). Así se podría utilizar todo tipo de munición 5,56 x 45 mm. Sucede que se quería utilizar el cartucho belga SS109, que tenía mejores prestaciones que el estadounidense M193, cuyo proyectil es más corto y ligero, y que requería un estriado con vuelta completa cada 177 mm. Pero al mismo tiempo se quería un cañón que pudiese satisfacer los pedidos de cualquier otro solicitante.

Culata

Es una de las partes más distintivas del AUG, siendo muy ergonómica y resistente. Está hecha de dos piezas de polímero reforzadas con fibra de vidrio y soldadas por fricción. La versión militar es color verde oliva claro, pero también hay culatas de color negro para los pedidos policiales. En lugar del guardamano convencional, hay una empuñadura que puede doblarse bajo el cañón para ahorrar espacio cuando no se utiliza. Esto hace que el AUG se parezca mucho a un subfusil, incluso cuando no lo sea. El guardamonte es de gran tamaño y permite que el soldado utilice guantes mientras dispara. Como el AUG no tiene selector de disparo, el seguro no es una palanca, sino un botón cuadrado. Se encuentra justo detrás y arriba del gatillo, accesible al dedo del soldado en un instante. Más atrás, justo detrás del cargador, está el retén para asegurarlo. Es ambidiestro y por lo tanto muy accesible.

La ventana de expulsión del fusil está justo encima del cargador, y constituye uno de los pequeños defectos del AUG. Uno de los puntos en contra del diseño bullpup es que la ventana de expulsión tiene que estar bien orientada, o lastimará en la cara al usuario, al expeler las vainas vacías. Para solucionar esto, la culata del AUG tiene dos ventanas, y hay un sistema que permite anular una o la otra de acuerdo a si el usuario es diestro o zurdo. Sin embargo, parece ser que para habilitar esta opción es necesario modificar algunos mecanismos de manera no tan sencilla. Es necesario insertar una pieza especial dentro del mecanismo de eyección y cambiar la puerta de lugar, para que trabe la dirección no deseada. Es la única modificación que no es tan sencilla como debiera ser, aunque no necesita de herramientas.

La parte posterior de la culata es otra caja de sorpresas, literalmente. Posee una cantonera de goma sujetada por un pasador que tiene el enganche de la correa portafusil. Al presionar fuertemente la cantonera en la parte central, esta se separa. Da así acceso al módulo de disparo. Pero además, en la parte baja de la culata, hay otro compartimiento de fácil acceso que guarda los útiles de limpieza. Sin duda, un sistema de gran ingenio para poner todo en tan poco espacacio.

Módulo de disparo

Inserto en la culata, éste está formado casi exclusivamente de piezas hechas en material sintético. Es de acero solamente lo irremplazable, como los muelles, por ejemplo. Dos varillas controlan este muelle desde el gatillo, permitiendo el cambio de disparo sin selector.

Asa de transporte y visor

Tal como sucede en el caso del FAMAS francés, el AUG austriaco posee un visor óptico integrado al asa de transporte. Esta opción ha sido una de las nuevas mejoras que han incorporado los modernos fusiles de asalto. El visor Swarosvski tiene 1,5 aumentos, y está dotado de una retícula circular que facilita bastante la adquisición del blanco. Además, permite servir de referencia para saber la distancia al blanco, lo cual sin duda es importante. La retícula circular, en lugar de la de cruz, permite disparar con los dos ojos abiertos, y es instintivamente mejor recibida por el usuario. La mira óptica estándar del AUG le da al tirador un campo visual de 1,8 metros a 300 metros de distancia, que es el alcance más utilizado por lo general. En el tubo del visor, además, hay un rudimentario sistema de puntería con alza y punto de mira.

Algunas versiones del tubo agregan a esto inserciones de material autoluminiscente para poder apuntar en la oscuridad sin mayores problemas. Además, hay versiones del asa que vienen con un riel superior chato (AUG A2), en donde pueden insertarse virtualmente todo tipo de visores existentes, sean ópticos u optrónicos (de visión nocturna, para francotirador, etcétera) para casos especiales. Hay incluso una opción especial con sellado. De especial interés para los grupos comandos, este dispositivo le permite al usuario realizar inmersiones de hasta 70 metros sin tener que preocuparse por que la presión del agua destruya el frágil visor. También hay disponible un visor con miras abiertas, complementado con un cañón con un punto de mira delantero.

La integración del visor al asa de transporte ha sido uno de esos avances que suelen pasar desapercibidos por muchos, pero que a la larga demuestran su valor. Le permite una mayor comodidad al usuario, que no tiene que torcer tanto la cabeza para tener que apuntar. Y así le facilita al usuario una más rápida adquisición del blanco. Está estadísticamente probado que el uso del visor integrado al asa de transporte reduce en mucho el tiempo y la munición empleados en lograr un buen acierto, empleando tropas sin experiencia. Esta mejora es de hasta un 50% menos. Es así que, por un lado, se emplea menos tiempo y dinero para el entrenamiento del soldado. Por el otro lado, se logra que los soldados, una vez entrenados, puedan desarrollar mejor sus funciones, en cualquier tipo de situación climática y de luminosidad.

Cargador

ue tal vez lo más interesante y revolucionario del AUG, ya que está hecho de un material plástico llamado Makrolon, de gran resistencia al impacto, que es totalmente transparente. Se fabrican en dos versiones, una que acepta 42 cartuchos y otra con capacidad para 30. La versión para el subfusil (de 9 x 19 mm Parabellum), de forma recta, puede llevar 25 cartuchos y también es transparente. Otro detalle que los diseñadores tuvieron en cuenta fue el de la combinación de colores entre la culata y el cargador. Hay entonces dos bases para este, uno en verde para los modelos militares, y otro negro para los modelos policiales. Un detalle estético menor, pero interesante.

Las ventajas de un cargador transparente son varias. Por un lado, si está hecho de un buen material, resultará tan resistente como uno de metal. Pero además le permitirá al soldado comprobar la cantidad de munición que le queda de la manera más rápida y sencilla, sin desmontar nada. Por otra parte, el plástico no tiene ninguno de los dos problemas de ciertos metales: no se dobla ni se mella. Usar un cargador de metal que tenga los labios doblados o partidos puede ser imposible, con suerte, o potencialmente muy peligroso.

La experiencia adquirida en combate ha hecho que esta modificación tan radical dentro del diseño de armas portátiles se acepte. Prueba de eso es que los nuevos diseños, como el Heckler & Koch G36 o el SIG SG 550, también utilizan un cargador portátil de material sintético. Pero no fue así al comienzo. Desde que nació como diseño, se temía que el AUG fuera rechazado por un detalle tan innovador. Además, los cargadores estandarizados dentro de la OTAN, que eran los del M-16, ofrecían una gran resistencia a ser cambiados debido a su popularidad. Como la compañía no quería perder posibles clientes debido a esto, diseñó un adaptador que permitía usar los cargadores tradicionales de metal. Sin embargo, este adaptador nunca fue solicitado por ningún comprador del AUG, lo que muestra la confianza que tienen los compradores de tan inusual arma. Tal parece que ninguno de ellos salió defraudado.

Cajón de mecanismos

A diferencia de otros fusiles de asalto, aquí el cajón no es más que una pieza en donde confluyen otras partes. Allí se juntan el cañón y el cierre, para efectuar el acerrojado. Básicamente, es una pieza de aluminio fundido a presión, que incluye las bases del asa de transporte y las guías para las varillas del portacierre. Allí también se instala la palanca de montar, que es plegable en las últimas versiones. Hay que hacer notar que la palanca de montar es el único detalle del AUG que no es ambidiestro y que tampoco puede ser cambiada de lugar. Está en el lado izquierdo, y allí se queda siempre.

Accesorios

  • Bípode con elementos antideslizantes;
  • Bayoneta (también para la versión subfusil);
  • Equipo de limpieza (que se guarda en la parte baja de la culata);
  • Bocacha especial para tiro automático con cartuchos de fogueo, ideal para instrucción y maniobras de entrenamiento;
  • Correa portafusil y tapa-boca de plástico, para proteger la bocacha.

Disparo seguro sin selector

El AUG no tiene selector de disparo, lo cual puede parecer peligroso, pero no lo es. Este sistema está pensado para que el soldado pueda moderar su ataque sin tener que mover nada de su arma. Cuando el usuario aprieta el gatillo, dependerá de la presión que haga sobre él para que el arma dispare de manera automática o semiautomática. El sistema no puede ser más sencillo. Una presión media hará que el arma dispare un solo cartucho. Si, por el contrario, el usuario hace que el gatillo llegue hasta el fondo, el fusil hará fuego automático. Como puede observarse, esto es una gran ventaja en momentos comprometidos. Si un soldado se encuentra repentinamente con un enemigo, instintivamente apretará el gatillo hasta el fondo, lanzando una gran cantidad de fuego en un momento difícil. Por otra parte, a largas distancias, con algo más de concentración, se puede hacer fuego más preciso, sin tener que estar pensando en cómo está el selector.

Hay naciones que, siguiendo el ejemplo de los Estados Unidos (a partir del uso del M-16 en Vietnam), quieren limitar el fuego automático, generalmente logrando ráfagas de dos o tres disparos. El diseño del AUG permite que la fábrica cambie esto a pedido, solamente reemplazando el módulo de disparo. Los sistemas más normales suelen memorizar mecánicamente la cantidad de disparos realizados. Si por ejemplo un soldado tiene el selector en ráfaga de tres tiros, y efectúa dos antes de que se vacíe su cargador, cuando inserte uno nuevo, y apriete de nuevo el gatillo, solamente saldrá un disparo. En cambio, el limitador de disparos del AUG vuelve a cero cada vez que termina de disparar. De esta manera se evitan situaciones potencialmente peligrosas.

http://www.youtube.com/watch?v=4L7solcO7ZEhttp://www.youtube.com/watch?v=5YPtMq2-gMw&feature=related

 





Lanzagranadas XM-307

23 10 2010

     Os presento al lanzagranadas XM – 307, un cañón automático alimentado con cinta capaz de disparar 250 proyectiles por minuto. En comparación con su predecesor, el Mk – 19 , tiene serias ventajas, es más ligera, ya que está fabricada con materiales modernos, tan solo 22kg trípode incluido, la tercera parte de su antecesora, es más manejable, más precisa, posee un retroceso mínimo, incluso podría dispararse una ráfaga con un vaso de agua encima de ella y no necesita sacos de arena para estabilizarse. El trípode liviano presenta ajuste de altura y es compatible tanto con monturas de anillo como de pedestal, además tambien puede ser montado sobre varios vehículos y ser manejado a control remoto.

     El XM – 307 es un arma operada por gas de cerrojo rotatorio que usa un sistema de retroceso diferencial para disminuir el retroceso. Está alimentada por cinta que dispara a cerrojo abierto. El sistema de retroceso diferencial significa que el cañón y el grupo del cerrojo pueden retroceder a lo largo del cajón de mecanismos, contra los muelles de retroceso. Cuando el arma es amartillada para el primer disparo, el cerrojo se bloquea abierto y el grupo formado por el cañón y el grupo del cerrojo es llevado hacia atrás y bloqueado en la parte trasera. Cuando se pulsa el gatillo, ambos, el cañón y el cerrojo son soltados, y se carga un proyectil y se bloquea en la recámara mientras el cañón sigue moviendose hacia adelante; el percutor es entonces soltado inmediatamente, y el retroceso de la descarga primero tiene que parar el movimiento del cañón hacia adelante, y entonces lo echa para atrás con menos fuerza que como sería con un sistema tradicional de cañón fijo. La cinta de alimentación y el mecanismo del cerrojo son operados por acción convencional de gas. La unidad de control de fuego incluye canales con aumento diurno y nocturno que mandan una imagen a la pequeña pantalla de la parte trasera de las miras. Un telémetro laser integrado permite medir alcances de forma precisa, necesario para la corrección del punto de impacto automático y para programar las espoletas de ráfaga de aire.

     El XM – 307 está equipado con empuñaduras duales de forma ergonómica con gatillos y botones de control de fuego y puntería. Los botones adicionales se encuentran en la parte trasera de la unidad de control de fuego, bajo el ocular. En aplicaciones estandard, el XM – 307 puede ser usado ya sea en un trípode ligero de infantería o en montajes en vehículos, controlados de forma manual o remota. 

     En una situación de conflicto urbano, a menudo forma de hacer salir a un francotirador de su escondite es usar artillería pesada como misiles, morteros o incluso ataques aéreos. El problema es que la fuerza del ataque es tan grande que se suele destruir mucho mas que al mero francotirador, como el edificio entero, y en una ciudad eso puede implicar muchos daños colaterales, pero el XM – 307 tiene la solución, una de sus increibles características es que dispara proyectiles “inteligentes”, un nuevo modelo de granada de 25mm que explota en el aire. La mira emplea una visión óptica con video mejorado. Posee un sistema de control de fuego que incluye desde un lozalizador de alcance láser hasta visión diurna/nocturna. Esto permite fijar el objetivo y calcular la distancia, entonces se programa la granada para que explote a una determinada distancia del objetivo. Con esta tecnología podemos colar una granada por una ventana y hacerla explotar en el aire dentro del edificio, eliminando así solo a los enemigos, reduciendo drásticamente los daños colaterales, así se evita cualquier obstáculo con el que el enemigo se cubra.

     Pero el XM – 307 no solo dispara granadas, tiene otro as en la manga ya que puede convertirse en una ametralladora del calibre 50, la XM – 312, cambiando parte de sus piezas, en la transformación se cambian 4 elementos, mas o menos todo lo que tiene que ver con los proyectiles, incluídos el seguro y el cañón, y tan solo en menos de 2 minutos. Este calibre tiene potencia suficiente para atravesar paredes de ladrillos y cascos de vehículos blindados acabando con los enemigos que se encondan detrás.

    El XM – 307 es un arma mortal, rápida, versátil y con muchísima potencia de disparo.





Presentación

22 08 2010

 

     Bienvenidos al blog de Koque, un portal inconformista para todos los ciudadanos y ciudadanas que navegan perdidos por Internet y acaban naufragando hasta llegar aquí.

     Con este blog busco compartir emociones, aficiones y dar un paso adelante en mis primeras publicaciones, antes de lanzarme al vacío con alguna novela.

     Escribiré sobre temas diversos, organizados en categorías, que pueden ser diversas o unas pocas, todos ellos aspectos importantes en mi día a día y que me hacen sentir cada minuto.

     Espero que os guste, bienvenidos ;).